Entradas

Bruxismo: Síntomas y tratamiento

Antes de comenzar debemos saber que, más del 70% de los españoles sufren bruxismo.

Tengamos en cuenta que se asocia este hábito involuntario diurno o nocturno de apretar los dientes hasta hacerlos rechinar, con el estrés y la ansiedad.

Lo primero que debemos saber es que la mayoría de gente que sufre bruxismo no lo sabe. En épocas de crisis económicas, con mayor estrés laboral, esta patología aumenta.

Síntomas del Bruxismo

Entre los síntomas más habituales del estrés encontramos los dolores de cabeza, problemas de estómago, musculares y, como ya hemos dicho, el rechinar de dientes. Estrés y salud, no van de la mano.

El bruxismo afecta de igual manera a hombres y mujeres, y no distingue entre niños y adultos.

Principales consecuencias del bruxismo

Debemos señalar que las consecuencias del bruxismo son malas para la salud.

El hecho de que los dientes choquen de manera anómala, los desgata de forma excesiva, y provoca una sobrecarga en los tejidos que soporta el diente, llegando incluso a causar la movilidad de los dientes y causar la pérdida de este a medio plazo.

Este mal hábito puede ocasionar:

  • dolor en los oídos,
  • daños en la mandíbula,
  • problemas en la alineación
  • y mal estado de la dentadura.
  • Pero, también, predisposición a sufrir caries y traumatismos de las encías.

Prevención y diagnóstico precoz del bruxismo

El bruxismo es una disfunción del sistema nervioso central, por lo que no se erradica. Es un acto involuntario, por lo que muchas personas no se dan cuenta hasta que lo han desarrollado.

Algo tan sencillo, como realizar revisiones periódicas con nuestro dentista en Badajoz, nos ayudaría a tener un diagnóstico precoz.

Tratamiento del Bruxismo

Los tratamiento utilizados para al bruxismo son:

  •  Férula de descarga para proteger los dientes de la presión, se consiguen buenos resultados.
  • Para los casos que se encuentren más avanzados, se puede proceder a la rehabilitación total con coronas, que se emplean para sustituir los tejidos dentales desgastados y devolver un funcionamiento biomecánico óptimo a nuestra boca.
  • Toxina botulínica Tipo A.